entrevisa-angel-fitoralia-comite-iberflora-2021

Ángel Villarino (Fitoralia): “Es nuestra labor, a partir de ahora, consolidar a ese público que ha descubierto o ha reencontrado el mundo de las plantas”

Los hábitos en casa han cambiado con la pandemia y es que, debido al incremento del número de horas que hemos pasado en casa, no son pocos los que se han reencontrado con el mundo de las plantas en el último año: kitchen gardens de plantas aromáticas, jardines en maceta, huertos urbanos, pequeños jardines verticales, etc.

Desde Fitoralia, proveedor integral de productos naturales para su uso en horticultura y jardinería doméstica, han detectado este cambio de tendencia desde su inicio, y su director, Ángel Villarino, confirma que la campaña 2020-2021 “fue un año positivo para nuestra empresa, con sus altibajos consecuencia de la pandemia, pero con una apertura explosiva de las ventas cuando los puntos de venta pudieron trabajar con normalidad y un crecimiento sostenido el resto del año.”

Algo que, desde su experiencia, se ha notado también en el ámbito internacional: “algunos mercados sufrieron desabastecimiento o simplemente su demanda creció y nos permitió crecer en exportación y llegar a clientes que no nos conocían.”

La situación actual es por tanto propicia en el sector y Fitoralia continúa trabajando y desarrollando novedades para sus líneas de producto: “Ya se están comercializando, pero tenemos previsto presentar este año en Iberflora una gama de frutales tropicales y cítricos que vienen a completar nuestro catálogo junto a los enanos “Love Fruit Home” y los frutales tradicionales. Además, este es el año en que la colección de jardineras TriOh! y de terrinas colgantes AirGarden! con sus mini huertos de hortalizas y culinarias pueden disfrutar de una primavera “normal”, por lo que también lo consideramos una novedad.”

¿Qué mejor que hacer una actividad juntos que reúne características de movimiento físico, culturales y educativas como el hecho de arreglar el jardín, o de cuidar nuestro huerto?

Ángel Villarino (Fitoralia)

Para Villarino, este incremento de la percepción general sobre el mundo de las plantas no es cosa de un día para otro: “Creo que la pandemia ha consolidado una tendencia que venía en crecimiento, tanto para las plantas en general como para el mundo de los huertos familiares, domésticos o urbanos en particular. El hecho de obligarnos a quedarnos en casa o limitar nuestros movimientos nos ha permitido mirar hacia nuestro entorno más cercano para mejorarlo y hacerlo más agradable, de ahí el incremento de las ventas de plantas. La necesidad de emplear un tiempo disponible que no teníamos hasta ahora, ya que lo empleábamos en otras fórmulas de ocio que no estaban a nuestro alcance durante la pandemia, también ha influido. Y, por último, hemos pasado más tiempo en familia, ¿qué mejor que hacer una actividad juntos que reúne características de movimiento físico, culturales y educativas como el hecho de arreglar el jardín, o de cuidar nuestro huerto? Es nuestra labor a partir de ahora, consolidar a estos sectores que han descubierto o se han reencontrado con el mundo de las plantas para que no abandonen esa afición al cambiar las circunstancias de la pandemia que, esperamos todos, se cierren en breve.”

Desde Fitoralia remarcan además la importancia de las redes sociales como un modo de generar comunidad alrededor del mundo de las plantas. Cuando les preguntamos si consideran que han surgido nuevos perfiles de cliente en los distintos canales de venta, Villarino afirma que: “Quizás los de personas que llegan a las plantas a partir de influencers de redes sociales, es decir, que no es un interés producido por una campaña publicitaria o desde su entorno familiar o de amigos, sino de una recomendación exterior que sí resulta novedosa.”

Como miembro del Comité Organizador de Iberflora 2021, desde Fitoralia desprenden optimismo y prudencia a partes iguales: “Valoramos positivamente que se esté trabajando en la idea de una celebración presencial con las mejores perspectivas posibles, de hecho yo tengo la convicción interna de que será la mejor edición de la historia reciente de Iberflora, pero tenemos que tener muy presente la posibilidad de que las circunstancias cambien y tener capacidad de adaptarnos a esas circunstancias.“