EspañolEnglishFrançaisDeutschItaliano
by Transposh - Plugin de traducción para WordPress
acuaponía-cultivos
Acuaponía, la fusión entre hidroponía y acuicultura que puede revolucionar tu huerto urbano
11 abril 2018

acuaponía-hidroponía-acuiculturaNos centramos hoy en revisar uno de los sistemas de cultivo sostenible y ecológico que nos entusiasma no solamente por su utilidad, sino por su originalidad y sencillez: la acuaponía.

Y es que se trata de un tipo de cultivo que requiere de poco espacio y pocas cantidades de agua. Pero comencemos por el principio: aunque el término acuoponía suena poco conocido, se trata de la combinación entre la hidroponía, el cultivo de plantas sobre agua sin sustratos y la acuicultura, la cría de peces.

El ser humano puede beneficiarse de la asociación simbiótica entre animales acuáticos y plantas creando un sistema de producción de cultivos eficaz y poco convencional. Este sistema funciona de forma que los deshechos y residuos de los peces son nutrientes que fertilizan las plantas, que a su vez limpian el agua de los peces haciéndola reutilizable.

A pesar de parecer una forma moderna de cultivo, lo cierto es que tanto los antiguos egipcios como los aztecas ya se beneficiaban de la relación existente entre plantas y peces para sus cultivos. La diferencia radica en que ahora podemos comprar un kit de acuaponía, algo que antes debía de fabricarse de forma manual.

Aquellos que ya están familiarizados con los sistemas hidropónicos convencionales no verán dificultad alguna en instalar el sistema acuapónico en sus cultivos, un método óptimo para cultivar, por ejemplo, vegetales de hoja verde tales como lechugas, acelgas o espinacas u otras frutas y hortalizas como judías, cebollas, aromáticas, fresas o rábanos.

Por otro lado, los peces más empleados en la acuaponía para consumo alimenticio son la tilapia, el pez gato, la perca plateada o jade, el barramundi o el carpín.

Este sistema es además una forma óptima para ahorrar agua, pues solamente hay que añadir para rellenar la pérdida de agua debido a la absorción de la misma por las plantas o por la evaporación de la misma. Un dato interesante es que la acuaponía emplea aproximadamente un 2% del agua en comparación con una explotación convencional.

Por ello, con un poco de agua, alimento para peces y la electricidad justa para bombear el agua dispondremos de todos los recursos necesarios que consumirá nuestro sistema acuapónico.

Desde Iberflora apoyamos este sistema sostenible y ecológico de producción que puede instalarse tanto a nivel profesional como aficionado con el objetivo de ahorrar recursos, preservar el medio ambiente y obtener alimentos sabrosos y ecológicos.

X