lara-magraner-vivercid-iberflora21

Lara Magraner (Vivercid): “Las tiendas urbanas de plantas han generado un nuevo hábito en los ciudadanos”

Esta semana en #hablaelcomite, Lara Magraner, gerente del vivero valenciano Vivercid, charla con Iberflora sobre la situación actual del sector a nivel nacional e internacional, sobre los cambios de hábitos a raíz de la pandemia y sobre las expectativas de cara a Iberflora 2021.

Vivercid es un vivero valenciano líder en la producción de planta ornamental desde hace más de 50 años.

En sus instalaciones, con una superficie de 20 hectáreas de cultivo protegido y 500 hectáreas más en plantas cultivadas al aire libre, producen planta mediterránea ornamental, cítricos, frutales, aromáticas, coníferas, planta de interior y de temporada, las cuales disfrutamos visitando su espectacular stand en Iberflora desde hace décadas.

Miembros de la Asociación Profesional de Flores, Plantas y Tecnología Hortícola de la Comunidad Valenciana (Asfplant), ocupan también la vicepresidencia de la recientemente fundada Asociación de Comercializadores de Planta Ornamental (ACPO).

La buena campaña de ventas que está experimentando el sector verde en los últimos meses ha provocado un auténtico ‘boom’ en Vivercid, y su gerente, Lara Magraner, nos habla de las sensaciones que se están viviendo en el vivero: “¡¡Ha sido un tsunami!! La demanda despertó más pronto de lo habitual en España, aunque también en Europa, en febrero estábamos en niveles de demanda de un marzo habitual y en marzo se han batido récords de flujo comercial. Y aunque los beneficios son otra cosa, lo cierto es que la dinámica del sector se ha visto, pensamos, reforzada. La planta ha subido puntos en la cesta de la compra de los españoles, algo que ya se vio claramente después de iniciarse el Estado de Alarma en 2020.  En España los centros de jardinería han estado demandando planta con mucha intensidad y se han mantenido así hasta mayo (de momento). La valoración es muy positiva porque nos hacía falta como sector recuperar energía después de la primavera pasada. Otra cosa es que la demanda ha superado a la oferta en muchos de los productos y eso puede tener efectos negativos por reajustes de producción.”

La coyuntura actual del sector verde nacional también se está notando en otros países europeos: “En el caso de la exportación hemos vivido exactamente lo mismo a pesar de las situaciones diferentes en Francia, Alemania, Holanda o UK…Estamos seguros de que el Brexit ha tenido consecuencias en la demanda y la venta a UK no ha sido la deseada; no obstante, también se ha repetido la intensidad de las operaciones comerciales y éstas se han adelantado en el tiempo… Nos queda ver cómo acaba la campaña de los países que trabajan más tarde en el año por temperatura. Ahora lo importante, tanto en España como en Europa, lo que nos mantiene al quite, es qué va a pasar con la tendencia de la demanda en la próxima campaña, es decir, cómo será la “nueva normalidad” del sector.”

Y mientras tanto, en el vivero continúan trabajando en el desarrollo y crecimiento de sus líneas de producto, incorporando nuevas especies y variedades e intuyendo las tendencias que predominarán en el mercado en la próxima campaña: “Vivercid está muy concentrado en el crecimiento de la gama de plantas arbustivas y arbustivas de flor de exterior adaptadas al clima mediterráneo y continental de España y en la consolidación de la planta de interior. En estos grupos son muchas las especies que estamos incorporando, pero lo más importante es que están muy enfocadas al garden center español”.

No podemos, sin embargo, evitar preguntar por los grandes cambios que ha experimentado el sector en los últimos meses, un cambio de tendencia tan grande que la pregunta es, casi, obligatoria: “La pandemia ha hecho explotar un movimiento que venía observándose en los últimos meses del 2019 y primeros del 2020. El movimiento es cultural y viene de antes del 2020. Trata de la puesta en valor de la planta y la flor como elemento fundamental para el bienestar de las personas y de las familias. El cuidado del Medio Ambiente, la necesidad y el amor por el verde están en el ideario colectivo y, las generaciones más jóvenes, con su capacidad de comunicación masiva a través de las redes sociales, han hecho que el panorama cambie completamente. Y esto pensamos que será una tendencia que se quedará muchos años. Es un verdadero regalo para la sociedad. Sería una lástima que este movimiento verde se asocie a la pandemia únicamente porque la situación extrema que hemos sufrido ha hecho que la demanda se dispare, que la necesidad por el producto se dispare. Pensamos que la época post Covid normalizará algo a la baja la demanda pero que al mismo tiempo, quedará en puestos más altos a la situación anterior al Covid.”

Otro de los cambios fundamentales en los últimos años, ha sido, para muchos, el rejuvenecimiento del perfil habitual del consumidor de flores y plantas, desprendido, en buena medida, de la difusión del mundo verde a través de las redes sociales. Para Lara Magraner, “El usuario de red social, generalmente más joven que el principal perfil de los garden center tradicionales, es nuevo y se suma al ya existente. Como las redes sociales tienen un poder tan grande de penetración, los nuevos consumidores en un caso y los que han cambiado sus hábitos de compra en otro, usuarios desde los 20 hasta los 50/55 años, aparecen en canales de venta también nuevos y diferentes. La venta online con mucha fuerza pero también las tiendas de proximidad de ciudades pequeñas y medianas y las tiendas de jardinería y plantas de ciudades más grandes son canales importantes. La expansión de la demanda abarca nuevos consumidores y nuevos puntos de venta que se van consolidando rápidamente. Las tiendas urbanas son fundamentales y completamente diferentes a las floristerías tradicionales. Aunque parecía que hacían menos ruido que la venta online y las grandes superficies, las tiendas urbanas pensamos que han sido muy importantes durante la pandemia y han creado un hábito nuevo en los ciudadanos. Este fenómeno, este nuevo hábito, pienso que es de lo más importante que ha ocurrido en el sector en los últimos años y va a tener consecuencias en muchos aspectos del comercio de flores y plantas. Las grandes superficies también tienen un gran poder de comercialización y también influyen, pero pienso que tienen un perfil de comprador, o que es un tipo de compra diferente a los anteriores.”

Desde Vivercid nos tienen acostumbrados a las grandes sorpresas en las distintas ediciones de Iberflora, y este año, estamos sin duda deseando volver a sorprendernos con todo lo que prepara el vivero para el certamen. Lara Magraner lo tiene claro: “Por ganas no será, se palpa y se habla en el sector. Necesitamos vernos las caras, ver los productos, las calidades, información, seguir viviendo y avanzando. De no pasar nada con el ritmo de vacunación y con la evolución del Covid, Iberflora 2021 podría ser el evento del año en España y creo que puede tener también muy buena presencia extranjera dada la falta de planta que se ha dado en Europa. Habrá gente que querrá asegurarse el suministro para la primavera 2022.”