angels-rocalba-iberflora-21

Una nueva Rocalba regresa a Iberflora 2021 con grandes novedades

Llevan desde 1973 trabajando en ofrecer semillas de plantas hortícolas, flores, césped y bulbos, además de su labor paralela en el mundo agrícola profesional, tanto en forrajes como en grandes cultivos.

Hoy en día, se han convertido sin duda en uno de los grandes referentes nacionales del sector gracias a la calidad de sus semillas y a su enorme oferta, una colección de más de 700 referencias que continúa creciendo año tras año.

Efectivamente, Rocalba regresa a Iberflora en 2021, más viva que nunca y con gran ilusión por mostrar en el certamen todos los proyectos en los que la firma se encuentra inmersa actualmente.

Hablamos con Àngels Roca, propietaria y directiva de la firma , para preguntarle por el regreso de la empresa al certamen, por los proyectos en los que están trabajando actualmente y para conocer cómo se han vivido los efectos de la pandemia en el sector, y también, dentro de la propia empresa.

La primera pregunta es casi obligatoria. Volveremos a ver el stand de Rocalba en Iberflora después de varios años ¿Qué ha llevado a la empresa a tomar esta decisión?

Rocalba decide dar un paso al frente en todos sus ámbitos, sobre todo en el producto hobby. Hay unas nuevas y claras tendencias de mercado que han llegado para quedarse y el 2021 es el año verde por excelencia. Además, la situación positiva del sector y todos los proyectos en los que llevamos trabajando des de hace tiempo, hacen que Rocalba vuelva con fuerza a Iberflora, para mostrar ante todo el colectivo que regresamos con más firmeza que nunca.

Ciertamente, la recuperación del certamen tras la crisis económica y la situación de pandemia vivida, culminará con una gran asistencia a nivel de expositores y de visitantes, con ganas de ver y experimentar que el sector está en auge y, desde Rocalba, así lo vamos a comunicar.

Si a todo esto, sumamos las buenas cifras que venía registrando el certamen en los últimos años, fruto del gran trabajo de todo el equipo organizador y, siendo este año su 50 aniversario, las expectativas no pueden ser mejores.

¿Cómo crees que ha sido el impacto de la pandemia en el sector? ¿Y en el consumidor final? ¿Cómo se ha vivido la pandemia dentro de Rocalba?

Al inicio de la pandemia, todas las empresas del sector estábamos desconcertadas. Nos tocó vivirlo en plena campaña de primavera y la tensión no podía ser mayor.

En primer lugar, el impacto fue negativo, especialmente para aquellas empresas con negocios centrados en planta de temporada, que tuvieron que acusar el cierre parcial o total de centros de jardinería, floristerías y tiendas urbanas de plantas durante el confinamiento.

Pero este impacto negativo inicial se vio compensado tras el confinamiento, cuando la población hizo efectiva una tendencia que se venía detectando desde pocos años atrás, y que en esta temporada ha terminado de consolidarse con una espectacular campaña de ventas a todos los niveles.

El target de cliente que va a visitar los gardens se ha ampliado y, además, estos ya no son visitados con más intensidad durante el fin de semana, sino que durante toda la semana hay un consumidor activo que decide apostar por el consumo verde de manera regular. La pandemia hizo que todos reconsiderásemos, frente a una necesidad temporal, qué productos nos hacen sentir bien y cuáles son los productos que responden a los valores que hemos interiorizado como sociedad.

“Ahora nos toca a todos, proveedores y clientes, trabajar intensamente para que todos los recién llegados a nuestro sector interioricen la jardinería y la horticultura como un hobby.”

Desde Rocalba, lo vivimos intensamente y con incertidumbre. Hicimos un esfuerzo grande durante la pandemia para no aplicar ERTE a nuestro equipo.  Por suerte, en poco tiempo ya notamos la necesidad de la sociedad de conectar con nuestro sector y esto se veía reflejado, con las aperturas progresivas de nuestros clientes, en sus ventas y nuestra facturación. Trabajamos para poder dar a nuestro cliente el mayor servicio y producto, para que la sinergia del mercado siguiera creciendo y nos valorara como al partner que somos.

Ahora nos toca a todos, proveedores y clientes, trabajar intensamente para que todos los recién llegados a nuestro sector interioricen la jardinería y la horticultura como un hobby. Tenemos que explicarles que es una tarea fácil y dinámica, puesto que contamos con un producto muy agradecido que permite experimentar un sinfín de buenas sensaciones y contribuir a la sostenibilidad medioambiental.

¿Puedes adelantarnos un poco sobre las novedades que presentaréis este año en Iberflora? ¿Qué sorpresas nos esperan en el stand de Rocalba?

Como he comentado al principio, Rocalba ha apostado por hacer un restyling en todo lo que es su producto hobby existente. Empezando por los sobres de semillas, bulbos y terminando con las cajas de césped y leguminosas.

A la vez, vamos a presentar nuevas colecciones que de momento no podemos desvelar, pero que van a dar mucho que hablar. Creemos en una Rocalba muy dinámica y esto es lo que vamos a hacer campaña tras campaña, ir creciendo en nuevas gamas de productos que nos den ese valor añadido como proveedores del sector.

En Iberflora vais a conocer una de las nuevas colecciones que hemos preparado con mucha ilusión para el próximo otoño. Durante el certamen hemos preparado una sorpresa de lo más apetitosa para todos los visitantes, os esperamos en nuestro stand para compartir esta experiencia.

¿Cuáles son los planes de futuro de Rocalba? ¿Podremos visitar vuestro stand, también en 2022?

Por supuesto, Rocalba va a estar presente en Iberflora 2022 por las razones ya mencionadas. Estamos inmersos en muchos proyectos para dar dinamismo y solidez a la marca y al sector, por esto, una vez más, Iberflora es el mejor escaparate para conectar con nuestros clientes y presentar las novedades que iremos sacando al mercado de manera progresiva.